Garantizamos los mayores rendimientos de limpieza y no dejamos nada al azar. Por esta razón, no sólo llevamos a cabo el diseño y la ingeniería de nuestros sistemas, sino que también los fabricamos, instalamos y testamos en nuestro propio taller en Alemania

La selección de los materiales y los componentes de mejor calidad, es para nosotros un aspecto que se sobreentiende por sí mismo. Esto se aplica también a nuestros propios procesos que están sujetos a un control permanente como pone de manifiesto nuestra certificación con arreglo a las normas DIN EN ISO 9001, BS OHSAS 18001 y SCC. Asimismo, consideramos que la seguridad en el trabajo es de vital importancia y desarrollamos una política de siniestralidad laboral del 0%.

Las ventajas para el operador del sistema son evidentes:

  • máximo rendimiento de limpieza incluso entre los tubos aleteados y en intercambiadores de calor de varias capas mediante difusores:
    • con una óptima adaptación a la geometría de los tubos que garantizan un ángulo de incidencia permanentemente uniforme
    • con una velocidad de avance constante que se adapta al grado de contaminación del intercambiador de calor
  • los restos de suciedad no se desplazan hacia los intercambiadores de calor compactándose de modo que se evita que se formen obstrucciones para la transferencia de calor como también para la corriente de aire generada por los ventiladores
  • presión de agua óptimamente ajustada que evita que se produzcan daños en las superficies galvanizadas y que no provoca torsiones en las aletas independientemente del material del que estén fabricadas (acero, aluminio, latón, cobre, etc.)
  • máximo respeto por el medioambiente al utilizar agua sin aditivos, es decir, no se produce ninguna exposición a agentes o espuma químicos de limpieza
  • permite trabajar con seguridad sin accidentes
  • no se produce un período inactivo del sistema. La limpieza se lleva a cabo “en línea” durante la producción.